Una mujer joven explica cómo consiguió su empleo de cajera reponedora en un supermercado gracias al Plan de Empleo, “accedí a este trabajo por Cruz Roja, la muchacha me buscó el trabajo, fui a la entrevista y me cogieron enseguida”.

 

“Llevaba unos nueve meses en el paro, no encontraba nada ni tenía expectativas de poder trabajar. En el paro vi que había un curso en Cruz Roja que me interesaba, fui a informarme y me preguntaron “¿tú qué es lo que quieres realmente?”, y yo les dije, “lo que yo quiero es trabajar” y me dijeron que tenían otra cosa que es el Plan de Empleo y que si quería me podían apuntar y yo dije “apúntame”. 

 

“Me ayudaron, se portaron muy bien conmigo, yo soy muy nerviosa y ellos todo lo contrario, me decían que iba a encontrar trabajo, que llevaba muchos años trabajando de cara al público y que las empresas era lo que querían”.

 

A través del Plan de Empleo de Cruz Roja se refuerzan las posibilidades y capacidades de los beneficiarios aumentando su empleabilidad con proyectos que les mantengan activos en la búsqueda de trabajo y reduciendo barreras de género, origen o edad.

 

Porque el primer paso para creer en uno mismo es tener un trabajo, Cruz Roja está aquí para ayudar a las personas con más dificultades a conseguirlo. Y eso es un hecho. 

 

 
*Se han utilizado nombres ficticios para salvaguardar la identidad de las personas